domingo, 1 de diciembre de 2013

Todo lo que deseas puede volverse en tu contra

"¿De verdad le merecía la pena estar así? Es decir, ¿sufrir por alguien que no se sabe si volverá? A pesar de todo lo que ella sentía por él, no encontró el motivo de su sufrimiento. La había dejado sin palabras, sin hechos, sólo con una mirada. Eso fue suficiente porque cuando una persona ya no te quiere, se le refleja en los ojos. Uno no vuelve a mirar de esa manera. Ella se dio cuenta hace mucho tiempo y desde entonces no ha podido disfrutar de una alegría que durara más de cinco minutos. Quería ser feliz, lo deseaba más que cualquier cosa.
No sabe como pasó, pero se dio cuenta de la pérdida de tiempo que ésto le generaba. Pensaba que estar triste no iba a salir tan caro pero se equivocó. Estaba triste por alguien, por una persona que se fue sin explicaciones. A lo mejor había otra o simplemente se cansó de ella y de todo lo que traía consigo. A pesar de todo, se ha dado cuenta de que la felicidad depende de ella y de nadie más, que sea feliz no significa que no le preocupen las cosas. Pero a partir de ahora siente y tiene la necesidad de ver las cosas de otra manera. 
La felicidad que él le generaba se ha ido pero sigue habiendo maneras de ser feliz. Sigue existiendo algo que le apasiona y que sabe que si ella no lo abandona, ésto no la abandonará a ella: la fotografía. Ama hacer fotos y cuando tiene una cámara en la mano no le importa el resto del mundo. Lo que tiene que conseguir ahora es que la sensación que tiene cuando lleva una cámara le dure más tiempo, que no necesite del aparato para llenarse de vida.
Tiene 19 años y una vida por delante. No sabe si será maravillosa o no pero lo que sí sabe es que no merece la pena jugar por una recompensa que se irá de nuevo."
Una fotógrafa con una visión totalmente distinta a la de ayer

No hay comentarios:

Publicar un comentario