sábado, 2 de noviembre de 2013

Unas casualidades idiotas

"Ella se sentía confundida. Sabía que esa noche había hecho que algo cambiara, algo en su sonrisa, en su mirada, en sus pasos. Pero no le molestó lo más mínimo. Se sentía diferente de una forma muy normal, pensó en todo lo que había pasado la noche anterior. Demasiadas sonrisas, demasiados abrazos, demasiadas cosquillas. No creció nada dentro de ella, como se suele decir cuando conoce a una persona especial que hacer que la vida cambie. Fue una noche donde salió y conoció a un chico. No hay más. Pero aquellas conversaciones donde estaban de acuerdo en muchas cosas, donde descubríeron que tenían muchas cosas en común, donde él le contó una vida que ella no conocía, ella se dio cuenta que por fin alguien la comprendía.
Fue la noche en la que ella, alegre, encontró al amor de su vida: en un viaje de autobús."
 Una fotógrafa que aún no se conoce del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario