martes, 1 de octubre de 2013

Otro más para la colección

Aún no encuentro una razón convincente para tener un puto nudo en la garganta. No puedo respirar sin que se me corte la respiración. No puedo escribir bien en este post porque mis dedos están temblando como todo mi maldito cuerpo. No puedo mantener mis ojos sin esas lágrimas que impiden ver la pantalla.
Necesito poner la música alta para no escuchar los gritos que salen del interior de mi cuerpo porque me volvería loca y me volveré loca como escuche uno más.
Adiós a todo eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario