jueves, 12 de septiembre de 2013

Me siento genial. Gran parte es porque él ha sido mi alegría del día y otra pequeña y minúscula parte ha sido el texto de la entrada anterior. Me ha llegado al alma y, sinceramente, siento eso por él. No sé si es el mío, no sé si es la persona con la que pasaré toda mi vida pero siento como si de verdad lo fuera. Porque aún guardo el sentimiento que él creó en mí al principio y a pesar de estos tres durísimos años, se han mantenido y han llegado a crecer. Me he dado cuenta hoy que si lo pierdo, perderé parte de mi esencia y no quiero perder parte de mí cuando aún estamos al principio del camino.
Ahora mismo, él me acompaña en el viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario