sábado, 13 de julio de 2013

Porque he aprendido una valiosa lección

No sé exactamente que me ha hecho cambiar así de opinión y de ver las cosas (al menos hoy). No sé si han sido las duras palabras que recibí ayer pero que al fin y al cabo eran verdad, o que me he dado cuenta que no merece la pena. Tampoco sé porqué tiene que pasar el tiempo taaaaan rápido cuando a uno le gusta lo que está viviendo, porque sólo han sido cinco días, cinco maravillosos días donde he podido vivir todo. 
Simplemente tengo una sola razón por la que seguir así y no me hace falta ninguna más: él. Él hace que todos los enfados acaben en risas, él hace que desde que me levanto saque la sonrisa, él hace que todos los momentos los disfrute. Él hace que sea yo y sobre todo, que no abandone a nadie porque los amigos son la cosa más valiosa que tenemos.
Ahora sí han empezado mis vacaciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario