jueves, 25 de abril de 2013

Contradicciones

Todo estaba yendo perfecto. Estábamos perfectamente. Estábamos justo donde a mí me gustaba estar. ¡ESTÁBAMOS! Porque ya no estamos así, ojalá volviéramos a solo unas horas. Porque han sido solamente unas horas lo que ha durado esa perfección. No me faltaba mucho para decir que eras para mí, que aunque no fueras perfecto sabía encajar tus imperfecciones, pero me hubiera gustado que durara más. Porque me sentía bien cuando me hablabas y nos contábamos estupideces, cuando en menos de un minuto tenía tu mensaje, cuando eran risas, cuando no había un "cuenta algo". Todo eso junto ha durado menos de un día, quería que durara muchísimo más, no quería volver a perder esa magia que creía haber recuperado.
Inocente de mí que me dejo engañar como una tonta.
Te quiero

sábado, 20 de abril de 2013

Hoy he descubierto un nuevo lector, uno que no me esperaba para nada y, quizás me ha sorprendido tanto que me leyera que me ha dado pánico.

Todo termina - todo empieza

¿Conocéis esa sonrisa que sale cuando la persona que llevas tanto tiempo queriendo, te dice por primera vez que te quiere? ¿Alguna vez os ha salido? A mí sí y, no solo el primer día. Porque hoy me ha salido esa sonrisa tonta, esa sonrisa que te hace tener las mejillas coloradas. Porque desde hacía un tiempo no me sentía así y ayer pasó algo, algo muy extraño que hizo que volviera a sentirme viva, querida
Todo lo que ha pasado me ha abierto los ojos, sé que tengo que poner primero mi corazón, que tengo que poner más cuidado en las cosas que digo y hago, que las canciones dan mucho que pensar, que las personas perfectas no existen. Es mejor saber que una persona te quiere a pesar de los defectos que por ser una persona perfecta y no tener fallos. A pesar de su imperfección, le quiero, puede que muchísimo más que antes. 
Una de las cosas que más me gusta de esto es que soy yo. Soy yo su elección. Soy yo la persona que ha elegido para querer. Soy yo la persona que ha elegido para sus besos, sus caricias, sus palabras y sus cosquillas. Soy yo la que ha elegido para que le haga feliz. Soy yo la que ha elegido para ser su amor. Soy yo y no otra persona la que ha elegido para compartir sus recuerdos [plasmados en un papel]. Y, quizás es eso lo que me hace seguir, saber que soy sólo yo junto a mi pequeña Zafiro, las que formamos parte de su vida.
Quiero a ese niño como si de verdad estuviéramos destinados a estar juntos.
Tenía las palabras perfectas para empezar a contar como me siento pero se me han olvidado.

viernes, 19 de abril de 2013

Así estás pintando las cosas, de azul.

Te tengo miedo. Tengo miedo a las palabras que me puedas decir, las palabras que dejes al aire como indirecta. Porque cada vez que dices algo el corazón se me para y se acelera. Por eso, deja de hablarme hasta que no estés dispuesto a decirme lo que sientes, lo que me gustaría oír, lo que de verdad quieras decirme y no cosas sin pensar. No quiero más gritos imaginados, no quiero más conversaciones por redes sociales, no quiero más palabras frías, no quiero más indirectas, no quiero más borderías. No quiero nada de eso hasta que mi corazón pueda soportarlo sin sufrir ningún rasguño. Porque, al fin y al cabo, mi corazón siempre ha ido primero, siempre lo hará.

martes, 16 de abril de 2013

Imaginación vs. Realidad

Hace no mucho, de fondo de escritorio me puse una imagen de 500 días juntos en la que aparecían dos situaciones: una sale el protagonista con Summer besándola y la otra totalmente solo. La imagen que sale con ella es su imaginación y la que está solo es la realidad. Cuando me la puse hace varios días no me sentía así, pues podía tener a mi amor conmigo pero ahora la imagen representa de la mejor manera posible mi situación. Quiero que pasen cosas, cosas que un día todos hemos querido que pasaran pero que nos quedamos esperando a que ocurra. Así me siento yo, así me he sentido yo durante varios días - demasiados - y así me seguiré sintiendo hasta que yo que sé. Puede que hasta que deje de sentir o hasta que tú vuelvas a querer volver a mi lado.
Porque hace menos de una semana iba corriendo hacia ti cuando te veía, ahora me quedo sentada mirando para abajo. Mi imaginación no ayuda pues me imagino haciendo eso todos los días y mi realidad es totalmente distinta. La única solución es dejar de obligarme a verte porque hay maneras de evitarlo y, puede que esa sea la solución para no volver a pasar lo de hoy. 
Porque eras mío pero el tiempo me ha robado.

lunes, 15 de abril de 2013

Lo que siento

Muchos me dicen que pase ya del tema, que todo tenía que pasar. Que si ha ocurrido ha sido por algo y, sobre todo, que no ha sido culpa mía. ¿De verdad tengo que engañarme de esa manera? Sé que ha sido culpa de ambos pues tanto él como yo somos imperfectos. Dos imperfectos que querían estar juntos, que se querían. Pero todo ha pasado tan deprisa, que mi corazón aún no ha asimilado que jamás voy a volver a tocar esos labios, que no escucharé otro "te quiero" de ellos. Me duele, me duele muchísimo y por eso estaba intentado hacer lo imposible por volver a estar juntos. Pero siempre hay un pero y es que él no quiere, no se deja querer. Y yo ahora mismo lo único que deseo es que suene el sonido del mensaje diciendo que quiere hablar conmigo, que quiere volver a estar como antes, que tiene ganas de verme, que me echa de menos, cualquier cosa de esas porque sé que así sí sería feliz. Muy estúpido ¿verdad? Pero es que cuando uno está enamorado de verdad comete las mayores estupideces. Me gustaría ahora mismo que él cometiera esas estupideces por mí, que se volviera loco.
De sueños se vive, aunque estos te hagan daño.

jueves, 11 de abril de 2013

Es él

Sonaba una canción. No era la perfecta pero para el pequeño repertorio que tengo, era la mejor. Sonaba The Only Exception de Paramore. Retumbaba en mi oídos mientras yo recorría una de las calles más importantes de la ciudad. A pesar de la gente que había en ella, estaba sola. Veía pasar a muchísima gente pero no importaba porque sabía que yo era invisible. Soy invisible. Además, la sensación de encontrarme tan sola me daba miedo, y lo sigue haciendo. Porque en aquel momento sabía que no tenía a nadie, a nadie a quien acudir para llorar, para contarle lo mal que me siento. No me había dado cuenta de lo sola que estaba hasta esta tarde. Sólo me acompañaba la música ya que el viento tampoco iba a mi favor y estoy dudando si alguna vez lo ha hecho. 
Mi compañía favorita se ha ido, la he espantado con mis lowlinadas y lo único que se me ocurre es llorar. No puedo correr ni a favor ni en contra pues mis pies no se mueven, están paralizados como mi cabeza. Saben que me tengo que enfrentar a unas de las peores situaciones y no quieren moverse, tienen miedo. Pero tener miedo a todo es de ser una cobarde, tenerle miedo a una situación es de cobarde. Pero no puedo hacer nada salvo esperar y no quiero hacerlo.
Y después de darme cuenta yo solita que sólo necesito una cosa, me limpio las lágrimas y asumo lo que tenga que venir.