lunes, 11 de marzo de 2013

Siempre acabo igual, siempre acabaré en el mismo sitio. O en ninguno.

No sé si he encontrado mi sitio. Lo que sé seguro es que llevaba muchísimo tiempo encontrarme tan bien como ahora, es más, me precipitaría a decir que pensaba que jamás iba a llegar a sentirme de esta manera. Tendríais que verme sonreír como nunca lo había hecho. Porque se me ve feliz, porque soy feliz. Estaría mejor que lo comprobarais con vuestros propios ojos y no yo con estas palabras. Aunque, volviendo al tema, dudo que haya encontrado mi sitio, y más aún que tenga uno para mí. Lo que sí que es verdad es que aunque este no sea mi sitio, no quiero marcharme de aquí porque las personas que se encuentran al lado mía merecen la pena, tanto como para dejar de buscar cualquier otro lado. 
Por eso, aunque ninguno de ellos me lea, le doy las gracias por ser tanto. Por ser ellos. Por hacerme a mí así.

3 comentarios:

  1. Como alguien tan chiquitito como tú puede describir mi forma de sentirme tan bien,me sorprendes:D

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja porque parecemos la misma persona. Yo sí que te quiero enanilla :D

    ResponderEliminar