miércoles, 2 de enero de 2013

Ironía

No hay canción que me distraiga. Hoy no hay nada que haga que se me olvide lo que ha pasado. No sé realmente como ha sido ni de quién es la culpa. Es más, dudo que alguien sea el culpable. A lo mejor ha sido el árbol que me ha mirado mal. No lo sé, ni quiero saberlo.
¿Arreglarse? No tengo ni idea de si se podrá arreglar porque a lo mejor no quiere arreglarlo. Definitivamente, no sé que pensar porque la realidad cambia en cuestión de segundos, pasa de ser el mejor de los presentes a uno de los peores... y eso que hoy es el segundo día del año. Empezamos bien entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario