sábado, 13 de octubre de 2012

Necesita solamente lo necesario.

No significa nada. Observo mi alrededor y no significa absolutamente nada. No dice nada de mí, no huele a mí, no me refleja ni en el espejo. Hace falta una semilla de mí en esta habitación. Un poco de olor a vainilla, quizás. También los mejores recuerdos plasmados en los papeles. Música, sobre todo música. Y para terminar su presencia. Él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario