martes, 18 de septiembre de 2012

Lo sabíamos los dos

Y de repente llegas . Nunca había conocido a nadie que de verdad pensara que yo valía la pena, hasta que te conocí a ti, y tú lograste que yo también me lo creyera, asi que por desgracia te necesito... y tú me necesitas a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario